Nutrición

La nutrición parenteral, indicada ante la posibilidad de utilizar la vía digestiva, cubre las necesidades energéticas de los pacientes y corrige las carencias en micronutrientes. Se efectúa por vía intravenosa en numerosas situaciones clínicas: contexto post-operatorio, enfermedad de Crohn, fibrosis quística, cáncer, etc.

Envasadas en bolsas multicámara, las preparaciones nutricionales listas para usar facilitan su administración, que puede ser efectuada por el personal sanitario desde la prescripción. Pueden utilizarse tanto en hospital como a domicilio.

A pesar de todas sus ventajas, las fórmulas estándar no siempre se adaptan a todos los pacientes, en especial en pediatría. Desde el bebé prematuro al adolescente, las necesidades de los niños son diferentes en función de la edad, el peso y la situación clínica. Las preparaciones de nutrición parenteral se adaptan entonces a cada caso, siendo realizadas por la farmacia hospitalaria, donde serán envasadas en bolsas EVA esterilizadas